Jornada de Enoturismo y taller de pan en Bodega Mustiguillo (Utiel-Valencia)

69,00 

Programa de la experiencia

Punto de encuentro

El desplazamiento hasta la Bodega es por cuenta propia y la hora de encuentro será a las 11h15 en Bodega Mustiguillo (Utiel). Una vez allí, nos presentaremos y será cuando arranquemos con esta atractiva experiencia.

Visita a la Bodega

La jornada arrancará con la visita a los viñedos, para conocer el proceso de cultivo de la vid y las fases de crecimiento de la uva antes de su recogida (vendimia). A continuación, proseguiremos con la visita en la sala de los depósitos, lugar donde la uva es trasladada desde las viñas para su selección y posterior almacenaje en los depósitos. Posteriormente bajaremos a la sala de barricas, espacio donde se deposita el vino el tiempo necesario hasta completar el último proceso, que es su comercialización; Mestizaje (blanco y tinto), Finca Terrerazo y Quincha Corral.

Taller de pan y cata de vino

Concluida la visita a la Bodega, es momento de arrancar con nuestra particular experiencia gastronómica, también conocida como “taller de pan“. Comandado por Pau Sanchis, maestro artesano, haremos pan a mano y mientras fermente aprovecharemos para realizar la cata de vinos de Bodega Mustiguillo, cuyos vinos Mestizaje y Finca Terrerazo son asiduos protagonistas en la mayoría de cartas de los restaurantes valencianos, y cada vez más también en los del resto del país.

Comida

Finalizada la cata, coceremos el pan que hemos amasado en el horno de leña de la bodega y mientras concluye este último proceso, disfrutaremos de la comida. El menú preparado por Bodega Mustiguillo está compuesto por unos deliciosos entrantes con ibéricos y tortilla de patata, de segundo un espectacular gazpacho manchego y de postre, rodajas de naranja caramelizada y una riquísima torta de chocolate. Todo ello con degustación de Mestizaje blanco y tinto y Finca Terrerazo. También tendremos tiempo, quien lo desee, de degustar un gintonic premium y disfrutar de una tranquila sobremesa para recordar los mejores momentos de nuestra experiencia de enoturismo y gastronómica.

Los productos de Mustiguillo, a precio especial

Terminada la jornada, antes de marcharnos tendremos ocasión de adquirir los productos de Bodega Mustiguillo en la tienda de la finca, por supuesto a un precio especial.

Fin de la experiencia

Personas

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

7 reviews for Jornada de Enoturismo y taller de pan en Bodega Mustiguillo (Utiel-Valencia)

  1. Miguel M.

    Para un total neófito como yo en lo que respetaba al vino y sus bondades, decir que me he llevado una gratísima sorpresa. A muy pocos kilómetros de Valencia, se encuentra una verdadera joya vitícola reconocida a nivel internacional, para mi ha sido todo un descubrimiento.

    Tras las excelentes explicaciones de nuestro guía, puedes llegar a imaginar y entender por que el vino de las Bodegas Mustiguillo aparece en la carta de los Restaurantes mas importantes de todo el mundo.

    Recomiendo a todo el que pueda, que se una a esta aventura, seguro que no le deja indiferente y encima aprenderás, si no sabes ya, a amasar pan … muy divertido 😉

    Felicidades Luis,
    Saludos[/vc_column][/vc_row]

    5 sobre 5
  2. Angel

    La experiencia fue inolvidable. El día salió frio, pero en el interior de la sala de huéspedes y del taller de pan junto al horno hubo un gran ambiente, relajado y distendido. Allí elaboramos la masa de pan, según receta tradicional, todo ello bajo la dirección de una gran persona y mejor comunicador llamado Pau, quien creo un clima mágico en el que pudimos aprender, disfrutar y también olvidarnos del ajetreo semanal. La comida perfecta. Gracias también a Paco de Mustiguillo y también y a ti Luis por tu atención. Como Pau nos recordaba mientras amasábamos ……. hay que Sonreir.

    5 sobre 5
  3. Noelia V.

    Sin lugar a duda, un día fantástico!!
    Desde la llegada a las bodegas, el entorno invitaba a pensar que el taller iba a ser diferente. La visita a lo largo de las bodegas fue de lo más interesante gracias a las explicaciones de Paco Masiá. El taller de Pau Sanchís de Migas, nos hizo ver cómo el arte de amarsar puede convertirse en pura diversión!
    Después, la increíble comida, acompañada de la cata de vino, no fue sino el colofón que dio paso a una sobremesa que nadie queríamos acabar.

    Luis ha conseguido la perfecta experiencia para pasar un día de evasión, entre risas y totalmente diferente…más que recomendada!!

    5 sobre 5
  4. Mamen

    Hola Luis,
    Lo primero agradecerte profundamente que me dieras la oportunidad de conocer una empresa familiar, que busca la perfección en sus productos como es las Bodegas Mustiguillo. Pude aprender que la calidad de su vino proviene no solamente de sus vides sino también del cariño y mimo con la que se les trata desde su recolección hasta su transformación en joya para el paladar. Después de la visita tan bien guiada, nos esperaba Pau Sanchis para enseñarnos a elaborar pan artesano con su ingrediente secreto…el amor por lo bien hecho. Fue muy divertido y el resultado no tengo palabras para describirlo.
    No tengo más que agradecimientos para ti Luis y para quienes te ayudaron a convertir un sábado por la mañana en una experiencia inolvidable.

    5 sobre 5
  5. Raquel T.

    La experiencia ha sido de 10. Sabía que viniendo Luis, iba a ser una excelente jornada, pero en realidad, fue mucho más de lo que esperaba. Llegamos, y Paco de Mustiguillo, nos explicó estupendamente el funcionamiento de la magnífica bodega que gestionan. Un bonito entorno que pronto te cautiva.
    El taller de pan dirigido por Pau de Migas también fue estupendo. De hecho, creo que desde la granja escuela no había vuelto a hacer pan y, la verdad, que me encantó (y en mi casa lo agradecieron, ¡se lo comieron todo ellos!).
    La comida un 10. Los vinos magníficos, la compañía excepcional. Sin duda para repetir y recomendable 100%. ¡Animaos!

    Raquel T.

    5 sobre 5
  6. Raquel y David

    Queridísimo Luis, hay que reconocer que eres todo un fenómeno en el arte de ofrecer experiencias que consiguen por unas horas sacarte de la normalidad del día día.. Tampoco has errado esta vez..como no podía ser de otra manera nos has descubierto una experiencia que ha contado con todo lo deseable de una jornada de sábado ..sitio espectacular la bodega mustiguillo …historia, buen rollo, buena comida, excelente compañía, exquisitos manjares, aprendizaje y degustación de pan pan, y todo ello regado de uno de los mejores vinos de nuestra tierra, reina de la bobal.. Nada más llegar tanto Paco Masiá como Pau Sanchís nos adentraron en el mundo bodeguil, por un lado Paco, cual fantástico anfitrión, con su buen humor nos explicó la historia, estrategia, produccion y reconocimiento mundial de la bodega, y por otro con Pau Sanchis, maestro panadero, literalmente “entramos en harina”en el arte del buen hacer, el amasar pan con sonrisa y amor, todo ello por supuesto a la vez que degustábamos tan rico pan con vino caramelizado, pan de pita al curry bañado en aceite de mustiguillo, hojaldritos de vino y almendras ( rico rico!!!), pan de levadura madre…como se hacía antaño..madre mía volveríamos ahora mismo!! Y como no..todo ello bien acompañado de todos los buenos vinos de la bodega, como son Mestizaje, finca Terrerazo y el último blanco que han creado, Finca Calvestra. Ya puestos a tono y nunca mejor dicho nos dirigimos hacia los viñedos guiados por Paco, la de cosas que aprendimos..y sobre la producción y funcionamiento de la bodega..se nota que saben lo que llevan entremanos… Y a la vuelta, mientras el pan que preparamos se cocía en el horno tradicional de leña, nos esperaba una comida también tradicional …de esas en las que todo tiene un sabor especial..madre mía qué gazpacho manchego !! Menos mal que pudimos repetir!! Y encima todo acompañado nuevamente de los vinos ya tastados y además el cinco estrellas de la bodega…Quincha Corral ..esto ya fue bordarlo con hilo de oro.. No es de extrañar que luego alargásemos la sobremesa.. Sin duda una experiencia para repetir, nosotros pensamos hacerlo…muy recomendable para todo aquel que sea de buen comer, buen beber y le guste conocer y disfrutar de la buenos sitios y buena compañía..nos hemos reído muchísimo con nuestros amigos y haciendo nuevos también! Por cierto, un diez también al copazo de Gin&Tonic !!

    5 sobre 5
  7. Maite y Alfredo

    Hoy sábado dia 18 de octubre ha sido un día excepcional en Bodega Mustiguillo, y tras una tempestad de sensaciones y aprendizajes siempre es bueno reflexionar y compartir:

    Creo que el vino forma parte de nuestro pasado y nuestra cultura, mucho más que otras pseudo tradiciones que quieren vendernos desde determinados sectores. Las fiestas de muchos de nuestros pueblos se celebran en Septiembre para festejar la recogida de la uva, la vendimia, y alrededor de una buena mesa y un buen vino hemos vivido muchos de nuestros mejores recuerdos.

    Además, el vino es un vivero de historias, anécdotas y leyendas que nos presentan nuestro pasado para que aprendamos para el futuro. Algunas de ellas las he conocido hoy, otras forman parte de mi mejor cultura, la que me gusta transmitir, porque las pequeñas anécdotas nos recuerdan la importancia de lo cotidiano. Os cuento algunas:

    Hoy me han explicado que en el campo “estresan” la vid para que sus raíces se hagan más grandes. En lugar de regarlas cuando están secas, calculan hasta qué punto podrán aguantar sin agua para que crezcan. Me ha recordado que mis hijos crecen más fuertes cuando las cosas no son tan fáciles.

    También me han enseñado que el envero es un momento muy importante, porque marca el momento en el que la uva pasa de verde a negra, y sirve para calcular cuándo será óptima la vendimia. He recordado cuantas señales nos va dando la vida para avisarnos de lo que va a pasar, y también cuantas veces las ignoramos.

    Nos han enseñado vides viejas de bobal, que es una uva negra, que se han trasplantado a variedades de uva blanca, y el resultado es excepcional. Da que pensar en que lo importante no es lo que tenemos o aparentamos, lo importante es lo que somos, y que podemos reinventarnos cuando queramos.

    También que las rosas que preceden a las líneas de cepas están ahí para avisar de las plagas que pueden atacar la uva. Las rosas son más débiles que la uva y enferman antes, y así avisan al viticultor de la plagas que están entrando. Me ha dado un pequeño escalofrío al recordar África y el ébola.

    También me he acordado de historias fantásticas del mundo del vino:

    Cuando los compradores de vino de La Rioja viajaban a comprar a La Mancha los despedían diciéndoles “que no te la den con queso”, porque el queso manchego es excepcional y mejora el sabor del vino.

    Dicen que da mala suerte cuando alguien sirve el vino cogiendo la botella por abajo. Esta idea de mal augurio viene de que antiguamente el veneno se escondía en los anillos, y la forma de envenenar era derramando en el vaso, al servir el vino, el contenido del anillo.

    También la expresión “a ojo de buen cubero” viene del momento en el que los cuberos hacían el fuego dentro de las cubas para ahumar la madera, controlando que se ahumara sin quemarse.

    A todo lo anterior hay que añadir que la enología y su producto, el vino, es cuestión de paciencia, que es una combinación de las palabras paz y ciencia.

    Gracias, Luis, por una jornada fantástica en Bodegas Mustiguillo.

    5 sobre 5

Añadir una valoración